radiofrecuencia-corporal-temimamos

Consiste en un conjunto de ondas electromagnéticas con las que conseguimos un aumento de calor en la zona que estemos trabajando. Al aumentar la temperatura, obtenemos un mejor drenaje de la zona con los que llegamos a conseguir la creación de nuevas fibras de colágeno y elastina que son los dos pilares fundamentales para tu piel.

La radiofrecuencia trabaja dos puntos fuertes como son la flacidez cutánea y la grasita localizada.

Échale un pulso a los años y presume de una piel fresca, renovada y mucho más joven..

Además aunque me digáis que peco de especialmente optimista, la radiofrecuencia nos da resultados positivos desde las primeras sesiones.

48,00 €